Seguinos

ALERGIA E INTOLERANCIA ALIMENTARIA

Alergia alimentaria

La alergia alimentaria es una respuesta de tipo IgE en la que por tanto, está involucrado el sistema inmune. Existe una activación de mastocitos y basófilos que secretan inmunomediadores de tipo histamínico, como la propia histamina, prostaglandinas, leucotrienos y proteasas, entre otros. La técnica de diagnóstico de elección para detectar este tipo de respuesta es el RAST. Tras la exposición al alergeno, existe una primera fase asintomática que incluye un período de latencia y de sensibilización, en la que se sintetizan los anticuerpos. Será posteriormente, durante la segunda exposición al alergeno alimentario cuando se desencadenará la respuesta alérgica. La sintomatología puede ser de carácter grave (es el caso del shock anafiláctico que incluso puede producir la muerte del paciente), o bien de carácter menos grave, con alteraciones gastrointestinales (prurito bucal, edema de labios, estomatitis, nauseas, vómitos, distensión abdominal, dolor cólico, diarreas), cutáneas (urticaria, angioedema, dermatitis atópica) y respiratorias (rinitis, asma). Otro tipo de reacción inmunológica causada por un alimento es la sensibilización de tipo IgG. Se trata de una forma alérgica que expresa un estado de sensibilización del paciente a un alergeno alimentario determinado. Según varios autores tiene escaso valor clínico, de modo que tan sólo la subclase IgG4 se ha relacionado con ciertos tipos de alergia. La técnica de detección indicada es el test de IgG que en ningún caso diagnostica una intolerancia alimentaria. Intolerancia alimentaria Las academias definen la intolerancia alimentaria como aquella respuesta anómala del organismo frente a cualquier alimento o aditivo alimentario, en la que no participa el sistema inmunológico. Etiológicamente presenta una frecuencia entre 5 y 10 veces superior a la alergia. En este caso, no existe período de latencia, de forma que tras la exposición, se produce una reacción de microtoxicidad de carcater individual cuyas dianas, son los linfocitos, granulocitos y plaquetas de la sangre. La sintomatología asociada es de carácter mas leve aunque de duración crónica, y agrupan las siguientes manifestaciones: trastornos gastrointestinales como dolor y distensión abdominal, vómitos y diarrea, dermatitis y eczemas, migraña, fatiga crónica y alteraciones reumáticas, asi como el fracaso de la dieta hipocalórica en el tratamiento del sobrepeso. Las causas de la intolernacia pueden ser de 3 tipos: las enzimáticas son reacciones de intolerancia catalizadas por enzimas constituyentes de los alimentos, como la levadura de pan o de cerveza; las farmacológicas, son debidas a agentes farmacológicos activos, presentes en pequeñas dosis en los alimentos, como la tiramina, la fenietilamina o la cafeína; y por útlimo, las reacciones de tipo no identificado que incluyen las reacciones frente a aditivos alimentarios. La metodología de elección para el diagnóstico de la intolerancia alimentaria es el Test ALCAT, técnica patentada de la cual, Alcat S. A. tiene la licencia exclusiva en Argentina, Chile y Uruguay.