Seguinos

SINTOMAS O DOLENCIAS

fatiga cronica

La fatiga crónica es una alteración que se caracteriza por un cansancio y debilidad mantenidos, que no están relacionados con un esfuerzo en particular, no se alivian con el descanso o sueño y son particularmente más acusados en las primeras horas del día. Las causas de este síndrome pueden ser diversas, tales como enfermedades infecciosas (virus Epstein Barr), anemia, fibromialgia, alteraciones psicológicas y la alimentación parece ser un factor clave. Según la Sociedad Americana de Fatiga Crónica y el Síndrome de la Disfunción Inmunitaria (CFIDSAA), la fatiga crónica puede incluir, además de cansancio, una larga lista de síntomas, como dificultades en la función cognitiva, alteraciones visuales, trastornos psicológicos, vértigo, problemas de equilibrio, sensibilidad a temperaturas extramas y dolor en el pecho. Ciertos pacientes padecen de fatiga después de una infección vírica. Durante la infección, el sistema inmune produce citoquinas que la combaten pero que a su vez debilitan al organismo, y sus efectos pueden persistir algún tiempo. En particular, los linfocitos, producen interferones, útiles contra las infecciones víricas, pero que se ha demostrado que son causantes de fatiga, vértigo y cefaleas. Otros pacientes manifiestan fatiga crónica despues de un trauma psicológico, o bien después de un período de intenso trabajo, lo cual sugiere que las hormonas del estrés podrían estar implicadas. Algunos autores defienden que el síndrome de fatiga crónica es el resultado de una disfunción del sistema inmune. Después de una infección, estrés u otro trauma. Algunos factores inmunológicos causantes de la fatiga, se mantienen elevados indefinidamente. Según la CFIDSAA "la naturaleza exacta de esta disfunción no está bien definida, pero puede considerarse como un estado de sobreactivación del sistema inmune". Cuando existe un período de fatiga superior a 6 meses, se puede sospechar la existencia de una intolerancia a alimentos o aditivos alimentarios. La fatiga puede ser una temprana señal de alarma de la intolernacia alimentaria. Los tratamientos nutricionales han demostrado ser eficaces y no agresivos en la terapia de la fatiga crónica. Con la ayuda del Test ALCAT, se puede elaborar una dieta personalizada para el paciente, en la que se excluyan o disminuyan las dosis de los alimentos que causan intolerancia, y mejorar, en muchos casos, la fatiga crónica del paciente.

ESTUDIOS relacionados

Estudio de la Dra. Barbara Salomon con un grupo de 172 pacientes de diversa sintomatología, de entre los cuales 97 presentaban fatiga crónica. Al excluir de la dieta los aliemntos que causaban la intolernacia, estos pacientes mejoraron en un 60% su estado de fatiga. En 1994, en el Columbia/HCA Medical Center's Sports Medicine y el Performance Center de Houston, se realizó un estudio liderado por el Dr. Gilbert Kaats, Ph D, con 100 pacientes que presentaban fatiga crónica, astenia e insomnio. La mitad de pacientes siguieron una dieta personalizada con el Test ALCAT durante 4 semanas y, después de este período, se observó la mejora de un 67%. La otra mitad de los pacientes siguió otro tipo de dieta que no repercutió en mejora alguna.

 

Referencias Bibliográficas: - Salomon BA: The ALCAT Test-A guide and barometer in the therapy of environmental and food sensitivities. Environmental Medicine 1992; 9:1-2. - Kaats GR, Pullin D, Parker LK: The short term efficacy of the ALCAT Test of food sensitivities to facilitate changes in body composition and self reported disease symptoms: A randomized controlled study. Amer J Bariatric Medicine Spring 1996; 18-23. - Rivera R, Deutch R: Your hidden food allergies are making you fat. Prima Health 2001 4º Edition - Neetling WML:Reproducibility of the antigen leucocyte cellular antibody test (ALCAT) Orange Free State in Bloemfontein, South Africa, Jan-April 1998. http://www.alcat.com/studies.html 99