Seguinos

SINTOMAS O DOLENCIAS

SOBREPESO

EL SOBREPESO Y LAS DIETAS

El sobrepeso es una situación anómala del organismo con etiología multifactorial y parece ser sintomático de algunos desequilibrios bioquímicos. Existen factores genéticos y hormonales, entre otros, además de los propios hábitos de alimentación de cada individuo, que intervienen en la regulación del peso corporal. Cuando un individuo se encuentra sometido a una dieta restrictiva, éste se defiende contra la privación mediante un descenso de su metabolismo. Disminuye entonces el consumo energético, y se inicia el ciclo del llamado fenómeno yo-yo. Este ahorro energético se compensa con una pérdida de masa muscular (agudizada por el bajo aporte proteico que suelen presentar las dietas de adelgazamiento), y por tanto, con un aumento de porcentaje del tejido adiposo. Disminuye la capacidad para quemar calorías. Al abandonar la dieta e incrementar el aporte calórico neto, el organismo, que está inmerso en esta situación de ahorro responderá con un aumento de peso, posiblemente seguido de una nueva dieta.

SOBREPESO Y ASTENIA RELACIONADOS CON LA INGESTIÓN DE CIERTOS ALIMENTOS

La sensación del hambre, se explica por varios autores como consecuencia de una serie de procesos bioquímicos a nivel cerebral. En este sentido, la reacción de intolerancia a ciertos alimentos podría ser la causa de una disminución de cietos neurotransmisores, especialmente la serotonina. Este descenso genera la sensación de hambre, malestar, astenia, etc, de manera que el paciente intenta combatirla mediante la ingesta de carbohidratos. Estos, producen una rápida liberación de insulina y un posterior aumento de triptofano y serotonina. La consecuencia es una sensación de bienestar temporal hasta que la propia insulina segregada, produce una disminución de la glucemia plasmática, que a su vez produce una nueva sensación de hambre y la necesidad de volver a ingerir aquellos alimentos adversos que iniciaron todo este cuadro. Estos pacientes presentan serios problemas de sobrepeso, acompañados de otros síntomas inespecíficos (malestar, astenia, cefaleas, etc), todo ello producido por la intolerancia alimentaria.

LA INTOLERANCIA ALIMENTARIA EN LA DIETA HIPOCALÓRICA

Las dietas hipocalóricas sumen al organismo a una situación de estrés. Bajo esta situación , los efectos adversos producidos por los alimentos que causan intolerancia, pueden aflorar o bien agudizarse, de manera que complican un tratamiento que de por si es dificil de llevar. La sintomatológia producida por la intolerancia alimentaria es muy variable de un paciente al otro, pero puede incluir ansiedad, retención de líquidos, fatiga crónica, migrañas, etc, y este cuadro suele culminar en un incumplimiento de la dieta por parte del paciente y, por tanto, en el fracaso del tratamiento. En aquellos casos en los que una dieta hipocalórica produce situaciones de pérdida de peso menor a la esperada, y en general, resultados y evolución de la dieta fuera de lo normal, se puede sospechar que existe una intolerancia alimentaria. Con la ayuda del Test ALCAT, el especialista en nutrición, puede confeccionar una dieta hipocalórica personalizada para el paciente, en la que se sustituyan los alimentos que han mostrado positividad en el test por otros dietéticamente equivalentes, con el fin de incrementar las garantías de éxito del tratamiento de adelgazamiento.

Referencias BibliográficaS: - Kaats GR, Pullin D, Parker LK: The short term efficacy of the ALCAT Test of food sensitivities to facilitate changes in body composition and self reported disease symptoms: A randomized controlled study. Amer J Bariatric Medicine Spring 1996; 18-23. - Rivera R, Deutch R: Your hidden food allergies are making you fat. Prima Health 2001 4º Edition. - Salomon BA: The ALCAT Test-A guide and barometer in the therapy of environmental and food sensitivities. Environmental Medicine 1992; 9:1-2.